Blogia
Redes Universitarias

Educación Pública

"Ineptitud", constante en la conducción de la SEP

La RES logró llenar los bolsillos a empresarios, señalan

KARINA AVILES

Marcada por la "ineptitud" para conducir el rumbo de la educación nacional y por una política que sólo benefició al capital privado en el sector ­según expertos­, la administración de Reyes Tamez Guerra al frente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se caracterizó por el impulso de programas que respondieron más a la publicidad que a la enseñanza y pretendieron borrar la imagen pobre de la escuela mexicana, para lanzarla de lleno al mundo de la tecnología del siglo XXI, mientras aumentaba la pobreza de los planteles, que ahora se equipan hasta con microscopios de juguete porque no tienen para los de verdad.

De acuerdo con especialistas, en educación fue el sexenio de las "escuelas patito" ­que como nunca antes se extendieron en el país­ y "del retroceso educativo", mediante la introducción de reformas que, como la de secundaria, se les auguró no sólo un destino de naufragio sino, más grave aún, de atraso en el saber porque, eso sí, sustrajo a los adolescentes mexicanos un año de los cursos de historia, geografía, química, física y biología.

En relación con la proliferación de los centros fraudulentos de enseñanza, un estudio del Centro Nacional de Evaluación de este año dio cuenta de la realidad: el sistema de educación superior "está dominado por pequeñas instituciones particulares de reciente creación". De casi mil 200, 728 ­62 por ciento del total­ son "escuelas patito" y, de éstas, 607 son particulares, con lo que se registró un desplazamiento de las públicas.

Pese a los fuertes problemas en el sector, como la situación de ruina en que se encuentran muchas de las universidades estatales, sobre todo la pobreza de las primarias y secundarias, que trabajan con la limosna de los padres, y no tienen gises, escobas ni personal, y la ausencia de un sistema educativo de verdadera calidad, la SEP enfocó sus baterías a cuidar algunos de los programas consentidos de la gestión de Vicente Fox: Enciclomedia y el Programa Escuelas de Calidad (PEC), en el ámbito de la educación básica.

Sin embargo, nadie supo, y el gobierno tampoco pudo explicar cuáles eran los beneficios académicos de tales proyectos, más allá de su "espectacularidad" tecnológica. Ni los estudios mandados a hacer por la SEP para que dichos programas fueran evaluados lograron determinar la relación con el mejoramiento en el aprendizaje de los estudiantes.

Incluso, se pagó a un equipo de la Universidad de Harvard, que hizo el descubrimiento de que para que funcione Enciclomedia "las escuelas necesitan electricidad y equipamiento básico (escritorios, espacios limpios, computadoras, cortinas que oscurezcan el salón y ventilación". Y, del PEC, los investigadores de la renombrada institución concluyeron que con o sin él, las escuelas de la primera generación del proyecto hubieran continuado con buenos resultados, porque ya desde antes eran escuelas destacadas.

La administración educativa del gobierno de Fox llegó con importantes promesas que desde su enunciación caían por sí mismas: llegar a 8 por ciento del producto interno bruto (PIB) en el sector y a uno por ciento de inversión del PIB en ciencia. Hizo otras ofertas del mismo estilo, como aquella de pasar de 25 mil a 80 mil científicos al concluir el sexenio.

Evidentemente, no se alcanzó el 8 por ciento del PIB y, en cambio, el gobierno de Fox logró ­en palabras del rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente­ "lo que parecía imposible": reducir la inversión en la ciencia de 0.4 por ciento al 0.36 del PIB.

La comunidad científica hizo pública su reprobación a las estrategias seguidas desde la SEP y, aun así, nunca se hizo el intento de recomponer el rumbo. En 2005, más de 4 mil científicos otorgaron 5.49 de calificación al desempeño del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y 85 por ciento consideró que el gobierno incumple sus metas.

Y mientras que a la actividad científica se le redujo hasta el presupuesto, a otros la SEP les llenó los bolsillos. Particularmente, a las editoriales privadas, a las que el gobierno foxista les pagó más de 5 mil 700 millones de pesos por la compra de libros. De esa cantidad, 3 mil 707 millones se destinaron sólo para textos de secundaria, y 80 por ciento de los recursos se quedaron entre unas cuantas trasnacionales, como Grupo Editorial Santillana y MacMillan Ediciones, según datos oficiales de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos.

Esto dejó en evidencia que la llamada Reforma de la Educación Secundaria (RES) ­otro de los principales proyectos en el sector­ representó, sobre todo, un jugoso negocio para el sector privado, al que la SEP compró 7.5 millones de títulos sólo de primero de secundaria, grado con el que comenzó la reforma.

Pero a lo largo de estos seis años, un pacto marcó al ya deteriorado sistema. La alianza entre la Fundación Vamos México, a cargo de la esposa del Presidente, Marta Sahagún, y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), con la que organizaciones como la conservadora Unión Nacional de Padres de Familia fue incluida para sellar lo que se llamó "el inicio de una nueva etapa en la historia de la educación", que no fue más que la difusión de la llamada Guía de Padres, de Sahagún de Fox.

http://www.jornada.unam.mx/2006/11/29/index.php?section=sociedad&article=052n1soc

Cuotas en las Universidades Públicas!!!

Esto salio hoy, es una nota de Karina Aviles de La Jornada, la OCDE recomienda cobrar cuotas a las universidades.

Cobro en enseñanza superior, sugiere la OCDE

 

KARINA AVILES

Con el afán de que sus estrategias globales sean tomadas en cuenta por el gobierno de Felipe Calderón, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Angel Gurría, entregó a la futura titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Josefina Vázquez Mota, las recomendaciones a México en materia educativa, que fundamentalmente buscan aumentar la privatización del sector, a través de la imposición de cuotas a los alumnos de educación superior, la inversión privada en la investigación y la distribución del financiamiento mediante la "evaluación permanente de los resultados".

El ex titular de Relaciones Exteriores y de Hacienda en la administración de Ernesto Zedillo aconsejó a México evaluar si es "sostenible" la actual distribución de costos en los distintos niveles de gobierno y entre los propios estudiantes.

Aunque las recomendaciones fueron presentadas a la actual administración, encabezada por Reyes Tamez Guerra, a la ceremonia asistió Vázquez Mota.

Durante el acto, realizado en el salón Hispanoamericano de la SEP, que también sirvió de despedida a Tamez y de bienvenida a la ex secretaria de Desarrollo Social, José Angel Gurría leyó las principales sugerencias contenidas en el Análisis temático de la educación terciaria-México, que ayer publicó la OCDE.

Entre las recomendaciones, destacan también la de reglamentar la participación privada en la educación superior, para lo que el organismo internacional planteó hacer obligatoria la acreditación de las instituciones de paga y de sus programas, así como fortalecer las reglas para la entrega del Registro de Validez Oficial de Estudios.

En la actualidad, acotó Gurría, los lineamientos no son lo satisfactorios que deberían ser, y la meta de asegurar la calidad de los nuevos programas no se logra plenamente.

Señaló que de cualquier forma, México tiene "muchos rezagos", porque hasta hace poco apenas 16 por ciento de los mexicanos entre 25 y 34 años había terminado sus estudios superiores ­ubicando al país en el lugar 22 de 30 miembros de la OCDE­, y que se debe evaluar la actual distribución de los costos.

Esto ­precisó­ quiere decir "el asunto del pago de las colegiaturas por los alumnos" y que éstos, "en algún momento, pudieran aportar más al financiamiento de su educación". En realidad, este planteamiento ha tenido varios intentos en México, pero en el último de ellos ocasionó la huelga más larga en la historia de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Gurría habló de aplicar esquemas de apoyo para aquellos que "sí tienen capacidad y no tienen manera de pagar" puedan acceder a la educación. También, añadió, "se deben contemplar esquemas para estimular la inversión privada en investigación y desarrollo".

Otras de sus propuestas fueron las de involucrar al empresariado en "el desarrollo de la política de la educación terciaria", así como crear un foro consultivo de educación superior para la planeación de las políticas, expandir la oferta educativa con criterios económicos vinculados al mercado laboral, fortalecer la gobernabilidad del sistema de este nivel y mejorar la transparencia y la rendición de cuentas.

Piden alumnos del sistema abierto tener representante

JOSE GALAN

Estudiantes del Sistema de Universidad Abierta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS), de la Universidad Autónoma de México, aprobaron ayer mediante plebiscito solicitar a los órganos de gobierno de la universidad que establezcan un mecanismo para poder contar con sus propios representantes académicos y estudiantil ante el Consejo Universitario y el Consejo Técnico de la facultad.

Con 206 votos en favor, ninguno en contra y 150 firmas adicionales de apoyo, los estudiantes del sistema abierto se reunirán la próxima semana con las autoridades y consejeros universitarios de esa facultad, y con estudiantes de ese sistema en otras facultades, a fin de impulsar la decisión y contar con representantes directos.

Jaime Ortiz Alvarez, de la coordinación del pleibiscito, realizado en la explanada de la facultad, expresó que la intención no es romper con los esquemas establecidos por los órganos universitarios de gobierno, "sino ser parte formal de esa representatividad", y para que "la vida interna, académica y administrativa, del sistema abierto tenga un nivel de fortaleza necesario para enfrentar sus retos".

Las elecciones para el Consejo Universitario y los consejos técnicos tuvo lugar el pasado jueves, pero la comunidad del sistema abierto no puede asistir a votar porque, precisamente, debe presentarse a trabajar o cumplir con otras actividades. Es por ello que, en un principio, los estudiantes y profesores solicitaron a las autoridades de la facultad posponer el, proceso para los miembros del sistema o, en su defecto, permitir la votación mediante sistema electrónico, lo que a la postre no fue permitido.

"Nuestra intención no es competir con los candidatos del sistema escolarizado. La naturaleza de ambos sistemas es diferente, y hasta ahora quienes nos representan son, precisamente, del sistema presencial. Por ello, buscamos nuestra propia representación ante el Consejo Universitario y los consejos técnicos", agregó Ortiz Alvarez.

http://www.jornada.unam.mx/2006/11/26/index.php?section=sociedad&article=041n2soc

Esta nota nos la envían nuestros compañeros del SUA de la Facultad de Ciencias Políticas, Juanjo y Margarita.

Proponen pacto nacional que garantice financiamiento del sector educativo

  • Clausuran primer foro parlamentario sobre educación, ciencia, tecnología e innovación
  • Legisladores, académicos y rectores de instituciones públicas suscriben la Declaración Colima
  • Advierten que el nivel de deserción más alto entre los jóvenes se da en el bachillerato

LAURA POY SOLANO , VERONICA GONZALEZ ENVIADA , CORRESPONSAL

Colima, Col., 24 de noviembre. Con un acuerdo para impulsar una política de Estado de largo alcance en materia de educación media, superior, ciencia y tecnología, legisladores, académicos y rectores de instituciones públicas suscribieron la llamada Declaración Colima, con la que promoverán un pacto nacional para garantizar el financiamiento del sector.

Al clausurar el primer Foro Parlamentario de Consulta sobre Educación Superior, Media, Ciencia, Tecnología e Innovación en México, Arnoldo Ochoa González, vicepresidente de la Cámara de Diputados, aseguró que es necesario establecer criterios transparentes para la distribución y el ejercicio presupuestal, pero "también se requiere la participación del gobierno federal, como de la academia y la iniciativa privada, para poder responder a los retos que enfrentamos".

El documento destaca la necesidad de promover desde la Cámara de Diputados una "pronta resolución a los problemas financieros estructurales de universidades públicas, institutos tecnológicos y centros públicos de investigación, principalmente en lo concerniente al déficit de plazas y a los pasivos derivados del sistema de pensiones y jubilaciones".

González Ochoa señaló que es necesario incentivar el desarrollo de un conocimiento "cada vez más pertinente con las necesidades sociales del país, pero al mismo tiempo garantizar que se cumpla otorgar 8 por ciento del producto interno bruto a la educación".

Entre los acuerdos alcanzados destaca la necesidad de consolidar un esfuerzo para hacer más eficientes los recursos públicos destinados a las instituciones de educación superior, garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, así como fortalecer los mecanismos que consoliden la calidad de los servicios educativos, ampliar la oferta de educación superior para alcanzar en 2012 una cobertura mínima de 30 por ciento, así como promover acuerdos para transitar hacia las sociedades del conocimiento.

Bachillerato en crisis

Por lo que respecta al balance sobre educación media superior, especialistas y funcionarios consideraron que el bachillerato "parece más una barrera que hay que superar para acceder a la educación superior, que una parte del proceso formativo".

Yoloxóchitl Bustamante, subsecretaria de Educación Media Superior, reconoció que este nivel educativo es una "bomba de tiempo que requiere de una atención importante si queremos propiciar una mejora en los índices de rezago, pues se ha detectado que la deserción entre los jóvenes tiene su pico más alto en este nivel".

Insistió en que si no se atienden las demandas más urgentes del bachillerato y se articula este nivel con la educación superior, "no se podrá alcanzar la meta de incrementar la cobertura universitaria para 2012 a 30 por ciento de la población de 19 a 23 años".

Revisar nota en La Jornada (25 de Noviembre de 2006)

http://www.jornada.unam.mx/2006/11/25/index.php?section=sociedad&article=037n1soc

Lamenta la ONU que la educación se limite a un sentido mercantilista

Lamenta la ONU que la educación se limite a un sentido mercantilista

Vernor Muñoz considera que el verdadero objetivo es la dignidad de la persona

El abismo que existe entre retórica y práctica de los derechos humanos es similar al que hay entre educación y derecho a ésta, pues los gobiernos consideran que cumplen con esa garantía preocupándose sólo por el acceso a la educación formal, afirmó Vernor Muñoz, relator para el derecho a la educación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"Los instrumentos internacionales tienen una visión restrictiva de la educación", y al limitarla a esa concepción se deja fuera a 800 millones de adultos y 140 millones de niños y niñas en todo el mundo, afirmó.

El relator de la ONU subrayó que se ha limitado la concepción de la educación únicamente a un sentido "mercantilista", pues actualmente se ve como un medio para solventar las necesidades de los empleadores. "Es cierto, la educación tiene un papel en el combate al desempleo y la pobreza, pero no se reduce a ello, porque si su objetivo fuera sólo solventar el problema del empleo convertimos su sentido a la realización de un producto. Sin embargo, el verdadero sentido no es el producto, sino el ser humano, la dignidad de la persona".

En una reciente y fugaz visita a México, Muñoz aclaró que los proyectos educativos tienen que estar encaminados a los derechos humanos, para poder sostener su objetivo final. "Si se continúa quitando a la educación sus verdaderos fines se le desvirtuará y sólo crearíamos personas sin sensibilidad de sus derechos y responsabilidades, que no son más que la conciencia de los derechos de los demás".

Un banco dirigiendo la educación

Dijo que las políticas públicas en educación han errado el camino, sobre todo en América Latina, pues se enfocan al problema de la deserción escolar, cuando en realidad se debería hablar de la exclusión, la cual se presenta por factores diversos, como la discriminación, la falta de inversión y recursos económicos, materiales y humanos, amén de la negación de los derechos económicos, sociales y culturales de la ciudadanía.

"Si no hay dinero para la educación no hay desarrollo para los pueblos. Si los gobiernos no destinan el presupuesto suficiente y necesario, no sólo para que las escuelas puedan funcionar, sino para que los niños puedan asistir alimentados, vestidos y dotados de libros de texto, nuestra región (América Latina) estará condenada a la pobreza y al retraso", señaló el integrante de la ONU, y agregó que aunque se habla de una inversión de 6 por ciento del producto interno bruto, la cifra es variable de acuerdo a la problemática de cada país.

Otro de los "atentados" contra la educación como derecho, consideró Muñoz, es la visión de que la familia debe cooperar con parte de los costos que ésta implica, como las cuotas en escuelas públicas como requisito para que los niños accedan a la escuela. Amén de la participación del Banco Mundial en la dirección de los procesos educativos. "Un banco dirigiendo la educación es como un mecánico a cargo de una sala de cirugías".

El relator de la ONU subrayó que esas causas han llevado a la educación a "una realidad dramática", ya que se ha dejado de ver como un derecho humano y se le conceptualiza más como un servicio, "que puede darse o no, que puede suspenderse, relegarse: si hay dinero, bien; si no, pues lo siento mucho. Esta consideración de la educación como un servicio tiene otras consecuencias, pues la educación queda al margen de los proyectos de construcción de ciudadanías responsables y proactivas para los derechos humanos".

Subrayó que los principales obligados a cumplir con dicha garantía son los estados, por lo que, al no conceptualizarla como un derecho, la ciudadanía no puede reclamar en el ámbito jurídico que le sea garantizada.

Muñoz hizo hincapié en que la educación no está hecha para que una persona triunfe a costa del fracaso de otros, "sino para que las sociedades aprendan a vivir en solidaridad y los valores sean rescatados".

Nota original en: http://www.jornada.unam.mx/2006/11/19/index.php?section=sociedad&article=042n1soc