Blogia

Redes Universitarias

Galardonados critican a políticos al otorgar medallas la ALDF

Galardonados critican a políticos al otorgar medallas la ALDF

La cultura, un botín que no genera votos, dice Giménez Cacho al recibir su presea

Galardonados critican a políticos al otorgar medallas la ALDF

Miguel Bernal, Eva Ramón Gallegos y Néstor García Canclini, otros de los reconocidos

Bertha Teresa Ramírez y Ángel, Periódico La JornadaViernes 5 de abril de 2013, p. 35

En el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el actor Daniel Giménez Cacho reprochó el desprecio y la insensibilidad de políticos y gobernantes hacia la actividad cultural, la cual ven como botín de escaso interés que no les genera votos ni adhesiones masivas, y mucho menos entienden la razón por la que se debe invertir en esta actividad. No les preocupa la construcción de un ser humano.

El órgano legislativo entregó ayer al actor y a otras nueve personalidades las medallas al Mérito en las Ciencias, las Artes, la Ejecución Musical y Artística 2012. Ahí, los galardonados hicieron constantes alusiones al distanciamiento entre la política y la actividad que desempeñan.

Giménez Cacho, quien recibió una ovación de pie de la bancada perredista, confesó que dudó en aceptar el reconocimiento o en rechazarlo señal de protesta, pensando en todas las ocasiones en las que ha chocado con la insensibilidad de funcionarios culturales sumisos a las decisiones económicas de sus jefes, que a la hora de decidir entre regalar desayunos o apoyar un proyecto cultural concluyen que la panza es primero. Ignoran el peligro social que representa una barriga llena y un cerebro vacío.

Dijo que aceptó porque creo que esta asamblea debe ser visitada por los ciudadanos y es un espacio que debe ser vigilado y defendido. Antes, alertó que las condiciones de convivencia se degradan y la falta de acciones está conduciendo a los jóvenes hacia la delincuencia, mientras se escucha un clamor general de más educación y menos policía, más cultura y menos balas. Menos poder a la televisión y más políticas educativas que inicien a niñas y niños en el disfrute del arte y en su formación como sujetos con opinión y discernimiento.

Acusó a funcionarios culturales de contemplar con indiferencia cómo la televisión comercial “nos educa y avasalla, y cómo el genocidio cultural que sufrimos abarata y reseca la diversidad de nuestra expresión artística y cultural.

“El acceso a la educación y la cultura en toda su diversidad –agregó– es fundamental para revertir el caos y la destrucción en que vivimos, la actividad cultural es fundamental en la formación de sujetos libres, tolerantes y respetuosos del otro”.

La ALDF otorgó a Giménez Cacho y a la cantante Regina Orozco el reconocimiento en interpretación artística, mientras por ejecución musical lo recibieron Miguel Bernal Matus y Mauricio Haneine Haua; en artes, Manuel de Jesús Hernández Suárez y Andrés Blaisten Bolognini; en tecnología Eva Ramón Gallegos y en ciencias, Néstor García Canclini, así como un reconocimiento póstumo al fotógrafo Héctor García Cobo.

En su oportunidad, Néstor García Canclini, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, afirmó que en sus recientes estudios señaló que las culturas juveniles en la ciudad no sólo son diversas por las etnias a las que pertenecen, sino por la inequidad social y económica; llamó a aprovechar los avances educativos y tecnológicos para idear estrategias que permitan crear los empleos que la ciudad les niega.

Por ejemplo, propuso aprovechar la recuperación de espacios públicos con una política cultural, en la que los jóvenes resuelvan sus problemas de desempleo con salarios dignos. La ocupación del espacio urbano con teatro, música y festivales hace crecer los empleos, logra que la reunión pública desplace al delito y posiciona la creatividad local en el mundo.

Al agradecer el reconocimiento de la ALDF, el antropólogo señaló que esa desigualdad se manifiesta también en la población y en su acceso al consumo, servicios médicos, educativos o digitales, pues viven la ciudad de manera distinta. El DF constituye muchas ciudades según se viaje en Metro, taxi, pesero, coche o bicicleta.

Al cuestionarse qué hace difícil usar la ciudad y gozarla, señaló que unos lo atribuyen al comercio ambulante, las manifestaciones, la corrupción, la inseguridad, la falta de educación vial, mientras otros hacen responsables a las madres que llevan a sus hijos la escuela y se estacionan hasta en tercera fila, en tanto los policías piden que los conductores se apeguen a los reglamentos de tránsito: cada grupo tiene una ciudad, una micrópolis, que es el paisaje de sus viajes y fatigas, apuntó.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En Defensa del petróleo

En Defensa del petróleo

Brigadas a los CCH En defensa del petróleo

 

Martes: CCH Sur, 12 hrs.

Miércoles: CCh Vallejo, 12 hrs.

Jueves: CCH Oriente, 12 hrs.

 

Informes: redesuniversitarias@gmail.com

¡Los espacios abandonados para la comunidad cultural!

¡Los espacios abandonados para la comunidad cultural!

¡LA CULTURA ES UN DERECHO NO UN PRIVILEGIO!

¡LOS ESPACIOS ABANDONADOS PARA LA COMUNIDAD CULTURAL!

 Pronunciamiento de Redes Universitarias

El Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno de la Ciudad, Simón Neumann, propone “reciclar zonas en desuso” para concentrar el crecimiento de la Ciudad.

Nos preguntamos si esas “zonas en desuso” ¿incluyen los cines, teatros, edificios abandonados que hay en varios puntos en la ciudad?.

Si este proyecto ¿incluye las demandas de la comunidad artística para que se les otorguen espacios abandonados para acondicionarlos como centros culturales?

En una ciudad de avanzada como la nuestra, debería incluirse en los proyectos de gobierno a la cultura como una prioridad para el desarrollo nacional, para la generación de empleos, para la prevención del delito y a los jóvenes como eje de las transformaciones.

Nos pronunciamos por una Ciudad donde el acceso a la cultura sea un derecho y no un privilegio.

INFORMES:

redesuniversitarias@gmail.com

ATENTAMENTE

REDES UNIVERSITARIAS

(Estudiantes y académicos de la UNAM, UAM, IPN, UACM)

Representantes de foros culturales protestan contra el desdén del GDF

Representantes de foros culturales protestan contra el desdén del GDF

En otros países apoyan; aquí llega un montón de gente a pedir dinero: Nacho Pineda

Representantes de foros culturales protestan contra el desdén del GDF

Hacemos lo mejor que podemos y nos tratan como delincuentes, dijo Eduardo Serrano, de Ruta 61

Reaccionan ante pretensión del Invea de aplicarles criterios de establecimientos comerciales

Jorge Caballero, Periódico La Jornada
Sábado 9 de febrero de 2013, p. 8

El miércoles pasado, representantes de algunos foros culturales de la ciudad de México se reunieron para alzar la voz ante el maltrato y acoso que sufren de las autoridades capitalinas, que los considera establecimientos comerciales y no espacios culturales. De manera específica reaccionaron contra las medidas que les quiere aplicar el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea-DF), organismo encargado de revisar las condiciones de los establecimientos mercantiles y uso de suelo.

Ignacio Pineda, del Multiforo Cultural Alicia, dijo: En diferentes países se apoya a los foros culturales con becas, presupuesto y facilidades para otorgarles permisos, aquí en la ciudad de México es al revés llega un montón de gente a pedir dinero para no clausurar el lugar.

Además de Pineda en la reunión participaron: Juan José Rodríguez, Fernando García y Eva Sánchez, del Dadá X; Tati y Ernesto, de Gato Calavera; Carlos también, de El Alicia; Claudia y Héctor, del Instituto Lou Andreas Salomé; Claudio Andaluz, del Foro Cultural Hilvana, y Eduardo Serrano, de Ruta 61. Además contaron con el apoyo moral de Espacio 246, El Bizarro y La Caracola.

No ven la labor que hacemos

Eduardo Serrano, representante de Ruta 61, lugar que apenas el pasado miércoles reabrió después de siete meses de clausura, dijo: Si hacemos las cosas de la mejor manera posible para acercar cultura a la gente, ¿por qué las autoridades nos tratan como si fuéramos delincuentes?

Sobre por qué no se aplica a los foros culturales los mismos criterios para los establecimientos comerciales, Serrano opinó: Nadie ha puesto la atención necesaria. No se dan cuenta de la labor que hacemos; es tan sencillo como que la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y la Secretaría de Cultura del gobierno capitalino analicen lo que estamos haciendo y resuelva nuestro caso.

Ignacio Pineda complementa: “Pero ambas instancias nos ven con desprecio. Desdeñan la cultura que se genera en la ciudad de México, a sus artistas y a sus promotores.

“Cuando los verificadores nos piden todos sus requerimientos, como tener un espacio más grande, estacionamiento, cierto tipo de paredes y no exceder ciertos decibeles, lo que realmente nos dicen es: ‘Queremos otro tipo de público; tu público pobre no nos gusta’. Piden requerimientos como si fuera ciudad de primer mundo, cuando somos una sociedad económica de tercer mundo. La ciudad de México es de pobres y ese es el público.

“Estamos de acuerdo con Miguel Ángel Mancera en que los lugares deben ser más cómodos y con las mejores condiciones; no queremos que sucedan accidentes como el del Lobohombo o el News Divine. Pero pedimos al doctor Mancera que otorgue espacios a la comunidad cultural; hay una enorme cantidad de lugares abandonados en toda la ciudad y acondicionarlos representaría un costo económico muy bajo, mientras los beneficios serían muchos, incluso para el gobierno de la ciudad, porque la actividad artística es muy amplia: músicos, performeros, teatreros, bailarines, cineastas y artistas plásticos, entre otros. Si nos otorgan estos espacios, se generaría un movimiento cultural impresionante en la ciudad de México.”

Para Pineda, cada vez que se cierra un espacio la lectura que se da es que Mancera no cree en la cultura independiente de la ciudad. Desprecia a los jóvenes artistas de la ciudad que gobierna.

Como ejemplo, Eduardo Serrano puso el caso de los siete meses que permaneció clausurado Ruta 61: “Se convirtió en un lugar diferente respecto de los establecimientos de la colonia Condesa y Roma, donde todos pueden entrar con un ambiente tranquilo.

“Hemos presentado a algunos de los músicos más importantes de la ciudad de Chicago, con un costo accesible para el público, pero por la apreciación de un verificador nos clausuró. Logramos abrir después de siete meses, gastamos los ahorros, y por lo pronto no podemos continuar con la labor cultural de traer músicos, porque gastamos todo para la reapertura.

“En estos siete meses le quitamos el trabajo a los músicos mexicanos de blues que se presentaban regularmente, así como a los integrantes de nuestro staff...en fin, mucha gente se quedó sin el trabajo que le daba Ruta 61. La ley debería ser más justa para tratarnos de forma diferente, porque no somos foros grandes ni grandes consorcios: somos gente independiente, que trabajamos con nuestros recursos y hacemos una labor cultural que nadie hace en el Gobierno del Distrito Federal.”

Serrano agregó: El proceso administrativo que hicimos en el Invea fue una pesadilla, por su burocracia y eso que contábamos con la documentación adecuada para seguir operando. Hicimos las cosas correctamente, porque no quisimos entrar a la corrupción, aunque hubiera sido más fácil arreglarlo. La ley debería enfocarse en ayudar, no en joder.

Por su parte, Juan José Rodríguez opinó: Lo mejor sería que existiera una especie de preverificación, para librar una posible clausura. Al Dadá X lo han cerrado dos veces, y sí le hemos entrado a la corrupción para volver a funcionar. Desgraciadamente así funciona el sistema. Con esta preverificación nos señalarían posibles deficiencias, las solucionaríamos y así evitaríamos la clausura.

Un mensaje a la juventud (Pablo González Casanova)

Un mensaje a la juventud (Pablo González Casanova)

Un mensaje a la juventud
Pablo González Casanova (La Jornada, Jueves 14 de Abril de 2011)

Dedicado a los profesores y estudiantes del CCH

Desde 1968 hasta hoy los jóvenes revelan ser una nueva categoría en la historia universal. Es cierto que con anterioridad, en varios países de América Latina y del mundo, los jóvenes ya habían hecho acto de presencia, como ocurrió con la famosa reforma universitaria a la que en Córdoba, Argentina, convocaron los estudiantes. Es cierto también que muchos héroes de la historia universal, desde la antigüedad, han sido jóvenes; pero se distinguían como héroes, no como un protagonista genérico de la historia.
En cambio, desde 1968, en París, en Chicago, en México, y hoy en el Magreb y los países árabes, los movimientos de la juventud están a la vanguardia de la lucha por otro mundo posible. Están contra la guerra, están contra las discriminaciones raciales, están contra los simulacros de democracia o de socialismo que en realidad son dictaduras de ricos y poderosos apoyados en las fuerzas de seguridad a su servicio, legitimados por la clase política de fingida elección popular o de partido, y hoy serviles ante las grandes potencias cuyos máximos dirigentes asumen abiertamente la mentalidad y la criminalidad colonialista –que desde ayer asumieron contra Vietnam, contra Cuba, contra los afroamericanos–, y que ahora, cada día que pasa, manifiestan orgullosos contra los países y los pueblos de la periferia, y también contra la inmensa mayoría de los jóvenes del mundo entero, de los jóvenes de las poblaciones marginadas y excluidas, de las clases medias depauperadas, de los hijos de los trabajadores desregulados, de los hijos de los técnicos y profesionales que no tienen educación, ni empleo, ni esperanza de tenerlos, ni futuro que perder.

Por esas causas aparece la juventud rebelde desde los años sesenta. Y también porque desde los años sesenta se empiezan a aplicar las primeras políticas neoliberales hoy en auge; las políticas que le quitan el futuro a la juventud, y que enriquecen más que nunca al gran capital. Porque desde los años sesenta se toman medidas de reducción de los servicios públicos y sociales que hoy dejan sin escuela, sin trabajo y sin futuro a la inmensa mayoría de la humanidad, en particular a los jóvenes y a los niños que son el futuro de la humanidad… Y porque desde entonces el discurso oficial muestra más y más su falsedad, su falta de respeto a la palabra, su falta de respeto a las personas, su falta de respeto a la moral pública, su inmensa capacidad de mentir, su maquiavélica capacidad de convertir la realidad en escenarios de falsas luchas en las que se enfrentan unos pueblos contra otros, unas culturas contra otras, unos jóvenes contra otros, para que pueblos, culturas y jóvenes se destruyan entre sí, a reserva de destruirlos también con campañas de odios raciales, de odios religiosos, y con todo tipo de narcóticos y de armas que les venden a trasmano y que permiten a quienes los producen y distribuyen hacer inmensos negocios a costa incluso de su propia juventud, hoy principal consumidora del mundo.

Por donde se vea las víctimas preferidas son los jóvenes, y como los jóvenes son quienes más resisten, son también a quienes más enajenan, a quienes más destruyen, con el escapismo de las drogas, y con bandas trasnacionales de narcotraficantes que los reclutan por las buenas o por las malas al tiempo que los enfrentan con sus propias comunidades, con las comunidades a las que antes defendían, así les hacen perder el sentido de la vida y el sentido de la lucha contra la opresión, contra la explotación y la exclusión, y los reclutan para juegos de guerra en que luchan como pandillas de mafiosos por pequeños territorios a cuyos vecinos les venden seguridad, en vez de luchar al lado de sus pueblos y de su gente por ese otro mundo posible, que hoy corresponde a un programa de acción y de creación más rico que cualquiera de los anteriores en los valores que defiende y que apuntan a otra libertad, a otra justicia, a otra democracia que se construyan desde abajo y con los de abajo y de las que los campesinos mayas zapatistas son los pioneros, con muchos otros pueblos de América y del mundo, que traen para el mundo un proyecto de paz y de libertad, de justicia y de democracia, y a los que ciega y criminalmente se contesta con ataques y asedios, con intentos de corrupción y cooptación, como si sus luchas no fueran la más segura forma de defender la vida en la Tierra y ese buen vivir sin el mal vivir de nadie que reclaman los indios de los Andes.

Tal vez algunos piensen que exagero, cuando todo lo que digo está basado en investigaciones y trabajos sobre los problemas de la juventud y de los pobres de la Tierra, y sobre la forma en que los atacan, desorientan y enajenan quienes les temen y quienes en la llamadasociedad del conocimiento imponen las políticas educativas del desconocimiento; quienes en nombre de la libertad del mercado imponen la desregulación y el desempleo de los trabajadores, quienes en la educación imponen los criterios de la privatización del conocimiento y de la transformación de los educandos en meros instrumentos o robots que les permitan disminuir riesgos y optimizar utilidades y riquezas.

Tal vez algunos piensen que me estoy saliendo del tema, porque en realidad supongan que debo hablar nada más de la educación, pero de la educación estoy hablando. Y pienso que como jóvenes estudiantes de esta u otra institución escolar –o como simples jóvenes ustedes, y nosotros como profesores no tan jóvenes o muy viejos–, tenemos que plantearnos la educación del carácter, de la voluntad y la moral de lucha como la base de cualquier educación.

A mi memoria vienen las cartas del lord Chesterfield a su hijo, en las que le enseña cómo guardar el control de sí mismo hasta en los momentos más difíciles, y le transmite varios pensamientos sobre el arte de vivir, pensar y luchar. Y también a mi memoria viene aquella reflexión de un líder de la independencia de un país asiático que dijo: Debemos tener músculos de hierro y nervios de acero. Y me acerco al sureste mexicano, y recuerdo el discurso de una comandante zapatista que con su voz dulce y su tono cantado y firme, en una gran asamblea de la selva Lacandona, nos dijo: Lo primero para conocer es perder el miedo.

Y, bueno, pues ya que estoy en la Lacandona, donde hago mis estudios pos-doctorales desde 1994 en que me invitó a acompañarlo en su caminar por los derechos de los pueblos indios, ese grande obispo que recientemente falleció y que se nombraba don Samuel Ruiz, y donde me hice adherente zapatista, y donde he aprendido más de lo que ustedes puedan imaginar… donde aprendí a oír más, a dialogar más, a pensar y actuar más; donde aprendí a vincular conocimientos y saberes del aula y del campo, a entender desde abajo y a la izquierda que el corazón tiene razones que la razón no comprende y que se manifiestan muchas veces en formas no verbales sino de solidaridad y de apoyo mutuo, y donde advertí cómo seguimos siendo un país incompleto y que no se reconoce a sí mismo porque no reconoce al indio, y no se da cuenta de la grandeza del indio y de México, de la dignidad y la identidad de los pueblos originales, y de la imposibilidad de que México sea una avanzada del mundo mientras no se entienda que el proyecto zapatista de emancipación no es sólo un proyecto de emancipación para los indios de México o de América, sino un proyecto de emancipación y sobrevivencia para todos los seres humanos que quieran con la vida hacer real la libertad.

Bueno, pues algo de eso aprendí y tiene que ver con otros conocimientos que llevo aprendiendo desde hace ya varias décadas, unos sobre las nuevas ciencias de la complejidad y las tecnociencias, y otros sobre las humanidades y las formas en que desde el siglo XVIII se vinculan las luchas por la cultura, por la independencia, por la justicia y el socialismo, por la democracia y la libertad.

Y en eso estaba cuando me recordaron que hace cuarenta años fui a Naucalpan a inaugurar el proyecto de bachillerato del CCH, y me hicieron pensar en un mensaje que quiero transmitirles para terminar un texto que empieza a ser demasiado largo.

Estoy seguro, en primer término, que la educación propia y de los demás es una lucha actual por el aprender a aprender a pensar, a leer y escribir, a razonar, a recordar, a experimentar y practicar, lo que implica un desarrollo del pensamiento crítico, reflexivo y creador, un amor a la lectura de la poesía y la narrativa, un acercamiento a las ciencias de la historia y de la sociedad, un conocimiento de las matemáticas como lenguaje para razonar y hacer ciencias, un conocimiento de las ciencias experimentales y de la práctica de las utopías, así como una práctica de los oficios manuales y de los juegos y deportes, tareas que no son abrumadoras cuando se emprende el aprendizaje como una actividad vital que no se deja y que se sabe combinar con el trabajo, la lucha y la fiesta en el aprendizaje de una cultura general y en el dominio de algunas especialidades y oficios en que se adentra y ejercita uno más, si no quiere uno reducirse a ser ni un sabelotodo ni un especialista eficiente pero inculto.

Estoy seguro, por otra parte, que en estos cuarenta años las innovaciones de las ciencias y las tecnociencias nos obligan a actualizar muchos de nuestros conocimientos y a seguir aprendiendo a aprender, a lo que también estamos obligados si queremos descubrir, con nuestro propio saber y entender, los nuevos y ricos proyectos de la emancipación humana por los que debemos luchar sin cejar, a sabiendas de que como maestros tenemos que preparar a la juventud para entender el mundo y para cambiarlo, y como estudiantes también.

Estoy seguro que los profesores y estudiantes del CCH y de nuestra Universidad magnifica sabremos cumplir con nuestro deber.

Gracias.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Más cultura más educación menos policía

Más cultura más educación menos policía

MÁS CULTURA MÁS EDUCACIÓN MENOS POLICÍA

 Celebramos los 17 años del Foro Alicia, un espacio alternativo que ha sido semillero de bandas y un referente muy importante en la ciudad de México, en momentos en que la cultura independiente y autogestiva tiene menos posibilidades de crear sus espacios.

Coincidimos con el Foro Alicia en el llamado que hacen al Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera para voltear a ver la escena cultural independiente y permitir que la comunidad artística y los jóvenes ocupen los inmuebles abandonados para  convertirlos en espacios culturales.

Asimismo, le decimos a Mondragón y Kalb que la Ciudad de México no necesita más policías, lo que necesitamos es más justicia, mas educación y más cultura.

INFORMES:

redesuniversitarias@gmail.com

http://redesuniversitarias.blogia.com

 

ATENTAMENTE

REDES UNIVERSITARIAS

Estudiantes y académicos de la UNAM, UAM, IPN, UACM

 

Miguel Ángel Mancera debería voltear a ver la escena cultural independiente

El Multiforo Alicia celebrará 17 años en el recinto de la Roma, mañana y el sábado

Miguel Ángel Mancera debería voltear a ver la escena cultural independiente

En el festejo tocarán Real de Catorce, Armando Palomas y Ensamble Ardiente

Posible, ejercer la autonomía y la autogestión en espacios para el rock: Ignacio Pineda

Jorge Caballero, Periódico La JornadaJueves 17 de enero de 2013, p. a10

Los próximos viernes 18 y sábado 19 de enero el Laboratorio de Culturas Subterráneas y Movimientos Aleatorios, mejor conocido como El Alicia, festejará sus primeros y únicos 17 años, y lo hará con un concierto en el que actuarán Real de Catorce, Armando Palomas y Ensamble Ardiente.

El creador/impulsor de El Alicia, Ignacio Pineda, dijo: “El balance en nuestros 17 años es que la autonomía y la autogestión son válidas y se pueden ejercer. En 17 años hemos visto cómo la cultura y el espectáculo tienen un giro a la derecha y al libre comercio, es decir al neoliberalismo, al capitalismo salvaje.

“La música y el rock han dejado de ser medios para expresar descontentos y rebeldía. Recordemos que 12 años gobernó la ultraderecha en México, lo cual permeó en el pensamiento y el hacer del mexicano. Los nuevos productores apuestan por la máxima ganancia y por el monopolio y han vuelto fresa al rock y sin crítica social ni política –que tampoco es necesario–, pero también es necesario que alguien haga la crónica de nuestros tiempos. Recordemos que la ciudad de México –y sus habitantes– es la entidad más de izquierda y democrática que hay en el país”.

Opción libre y colectiva

Pineda agregó: “En los 17 años de trabajo cotidiano en El Alicia el balance no puede definirse en positivo o negativo simplemente, en tanto que implica mucho más que realizar conciertos. El Alicia es un espacio donde prevalecen la autonomía y la autogestión, en medio de la ola monopólica y superficial, aplastante en el negocio y difusión de la cultura, particularmente de la música y más específicamente el rock. Podemos jactarnos de mantenernos y ejercer una opción de organización libre y colectiva.

“En El Alicia realizamos conciertos, grabación de discos, charlas, conferencias, exposiciones de artes pláticas, talleres, presentación de películas y documentales.

En estos 17 años nuestra programación nunca ha respondido a presiones económicas ni políticas. Somos de los pocos espacios que brindamos promoción, producción, postproducción de cada concierto a todas las bandas por igual; asimismo, hemos sido semillero de grupos que crecen y se vuelven famosos. Éstos saben que el Alicia siempre será su casa, pero también nos mantenemos como grupo de trabajo que decide y opina de manera democrática sobre lo que sucede en el multiforo.

Pineda sintetiza: “Si hablamos de números, en estos años hemos realizado 3 mil 644 actividades, 4 mil 88 diseños, han participado 27 mil 56 bandas, hemos grabado 67 discos, editado un libro y producido un rockumental...

“En estos 17 años hemos visto cómo abren lugares, otros cierran, y que han permanecido espacios hermanos como el Club Dada X, El Circo Volador, El Under, El Gato Calavera, y hemos visto también cómo el monopolio del espectáculo se ha ido apropiando de la escena musical de este país, realizando actividades en espacios para 80 mil personas, incluso en foros para mil y 500. Que haya oferta musical en México es fantástico; nos alegra mucho ver la cartelera de esta ciudad; cada semana hay tres o cuatro actividades.

El gran problema es que la cultura independiente y autogestiva cada día tiene menos posibilidades de crear sus espacios. Las rentas, equipos, permisos, licencias y acondicionamiento de éstos son cada día más costosos. Las rentas, tan sólo, son altísimas.

Continuando su exposición, Ignacio Pineda dice: “El Alicia ha perdurado por creer en sus ideas y poder ejercerlas. Lo hemos logrado por necios; ha sido un trabajo muy duro y agotador, de buscar sonidos y bandas nuevas, de crear escenas e invitar al debate. Nuestros costos son muy económicos y realizamos al mes dos actividades gratuitas para los jóvenes que no tienen recursos.

De los costos de las entradas, 60 o 100 por ciento son para los artistas. A nosotros nos gustaría que el nuevo jefe de Gobierno de la ciudad de México, el doctor Miguel Ángel Mancera, volteara a ver la escena cultural independiente, para que sepa la importancia de nuestro trabajo, de los actores, escritores, videoastas, teatreros, músicos, bailarines y artistas plásticos que diariamente alimentan la cultura independiente. La cultura es movimiento y nuestra cultura también merece respeto. Desde El Alicia proponemos al jefe de Gobierno que permita a la comunidad cultural y artística que ocupe y organice los inmuebles abandonados y mal utilizados, que todos hemos visto en diferentes puntos de la capital. La juventud y la ciudadanía de la ciudad de México merecen espectáculos de buena calidad, con precios accesibles a nuestra realidad económica y que respondan a la cultura de cada barrio del Distrito Federal. México es un país de pobres. La cultura autónoma y autogestiva es valida y necesaria para una ciudad tan diversa y diferente como la nuestra.

La cuenta de los días

Pineda considera que lo más importante es “que hemos logrado es aguantar 17 años, es decir: 204 meses, 6 mil 205 días, 162 mil 60 horas, 8 millones 461 mil 164 minutos. En estos tiempos en que el neoliberalismo está acabando con todo, El Alicia con su terquedad y rebeldía le ha dicho: rebeldía y resistencia. El Alicia no mira hacia arriba, siempre está con los de abajo, con los olvidados de esta ciudad. Hemos dado movimiento a escenas que antes ningún espacio consideraba; escenas tales como el ska, el surf, el rockabilly, el hip-hop, el hardcore, el trash, el blues, los rupestres, el garage, el metalcore, escenas que ahora están en cualquier espacio independiente, en la radio o hasta en el del monopolio cultural.

Como Alicia, trabajamos en el presente cada día, pues el futuro no existe, así que seguiremos promoviendo la cultura autogestiva y democrática en nuestro ámbito. Nos encantaría encontrar caminos y alianzas que detonen como punta de lanza el desarrollo de más espacios de este tipo, así que desde nuestra trinchera seguiremos, con la idea de que los inmuebles sean entregados a la comunidad cultural y artística. Para nosotros lo más importante que cada delegación política de la ciudad de México tenga entre dos o tres espacios culturales bien equipados, que puedan competir con el monopolio del espectáculo. Creemos que los habitantes de esta ciudad tienen derecho a la cultura; ella no es un lujo; la cultura es un derecho.

Así que, continuando con su oferta musical autogestiva, El Alicia celebrará mañana viernes 18 y el próximo sábado 19 de enero su aniversario 17 con los grupos mencionados. Localidad 170 pesos. Claro, en avenida Cuauhtémoc 91 A, colonia Roma. La cita será a las 20:33 horas.

 

 

En los pasados comicios el PRI se aprovechó del hambre, asegura Paco Ignacio Taibo II

Llama a la organización social como eje de la resistencia

En los pasados comicios el PRI se aprovechó del hambre, asegura Paco Ignacio Taibo II


Emir Olivares Alonso, Periódico La Jornada, Martes 4 de septiembre de 2012, p. 8 

 El escritor Paco Ignacio Taibo II criticó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) haya validado el triunfo de Enrique Peña Nieto en la reciente elección presidencial, luego que, desde su perspectiva, durante los comicios se presentó un fraude a partir de la compra de votos en favor del priísta.

Al participar en una reunión entre universitarios e integrantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), donde se vertieron propuestas para evitar la imposición del priísta, el escritor llamó a la organización social como eje de la resistencia.

Además hizo un llamado al movimiento #YoSoy132 a realizar trabajo y dar información desde las aulas, en las universidades, antes de voltear hacia fuera. En el reciente proceso electoral, para el PRI no había más opción que meterle millones y millones de pesos a la campaña presidencial, dijo.

La izquierda calcula que al menos 5 millones (de personas) vendieron su voto. La parte triste es que sucedió en zonas rurales, miserables, perdidas. Se aprovecharon de lo mas terrible: del hambre y del miedo, de las condiciones de desamparo.

En el encuentro, organizado por la agrupación Redes Universitarias y que se efectuó en el auditorio Ho Chi Minh, de la Facultad de Economía de la UNAM, que lució lleno, el escritor lamentó que en el fraude hayan sido cómplices las autoridades electorales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres